3 de junio de 2011

Lo inesperado


























El valor de lo inesperado. No perder la capacidad de asombro. Entregarse al camino que no se sabe bien hacia dónde nos lleva, aceptando sus resultados inesperados como parte del proceso.

Estampar en pocas cantidades es una instancia donde se encuentran nuestras propias expectativas con aquello que está ahi para sorprendernos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario