5 de febrero de 2012

Del lino y unas hebras de té

Un tejido de lino espera sobre la mesa su momento para entrar en contacto con un tinte de té preparado horas atrás.

Compro el té en un almacén de ventas al por mayor. Lo importan de Ceylán empacado en bolsas de tela y además en una caja de madera que lleva escrito con letras grandes el país de destino y el nombre de la persona que recibe el pedido.

Una cacerolita de hierro, un trozo de tela y un puñado de hebras de té me recuerdan a enamorarse, uno va caminando por sendas de pasto con flores a los costados.



Cuando uno tiñe un trozo de lino según las viejas costumbres, se puede experimentar -en el mejor sentido de la palabra, un encantamiento profundo (como bien dijo una amiga) y en su punto de hervor, el momento álgido del amor.
































10 comentarios:

  1. Maravilloso.. hermoso proceso de trabajo. Ave... con sus publicaciones tan bellas y sensibles. Gracias chicas por enriquecer nuestros sentidos. Arriba!

    ResponderEliminar
  2. I love the color and have to try it too some time.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Jess por tan lindas palabras! Thanks studio meez for passing by, you should try and see!

    ResponderEliminar
  4. Respuestas
    1. Thanks Mdmslle, I think that sometimes incredible things happen when little things are involved!

      Eliminar
  5. No hay como los teñidos naturales! Hermoso blog!

    ResponderEliminar
  6. No hay como los teñidos naturales! Hermoso blog!

    ResponderEliminar